EXCURSIÓN A LA COLA DE CABALLO EN ORDESA

EXCURSIÓN A LA COLA DE CABALLO EN ORDESA

Noviembre ha sido un mes lleno de carreras urbanas para el 10k Club Zaragoza, por lo que las naranjitas tenían muchas ganas de realizar una escapada a la montaña y dejar, por un día, el asfalto.

Este domingo subimos al Pirineo, concretamente al Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido donde realizamos una de sus excursiones mas populares, el camino que lleva desde la Pradera de Ordesa a la cascada del circo de Soaso, más conocida como la Cola de Caballo.
Iniciamos la excursión desde la Pradera a la hora prevista, las 11 de la mañana, con una temperatura fresca, pero agradable. A los veinte minutos tuvimos que realizar la primera parada porque ya empezaba a sobrar ropa, empezaba a hacer un día espectacular. Desde esta parada avanzamos a buen ritmo por una zona boscosa de pinos y hayas en la que disfrutamos de los colores otoñales hasta llegar a la segunda parada en las Gradas de Soaso donde los entrenadores quedamos sorprendidos del buen ritmo que marcaban las naranjitas. Una vez pasadas las Gradas lo que quedaba era un paseo. Caminar hasta la Cola de Caballo por el espectacular valle glaciar cubierto de nieve, fue una grata sorpresa. Una vez allí, aprovechamos nuestro tiempo para comer y disfrutar del entorno, y por supuesto, sin privarnos de nuestro café y de nuestra copita de champán.
Recuperadas las fuerzas y realizadas las clásicas fotos encaramos el camino de vuelta,  nuevamente a muy buen ritmo, ¡¡¡que fuertes están estas naranjitas!!!
En resumen, un gran día en el que unas pocas pudieron descubrir el Valle por primera vez, y las demás se reencontraron con este paraje, pero sin duda, lo mejor, fue el gran ambiente que se vivió durante toda la jornada.

SUBIDA AL MONCAYO. CRÓNICA DE UN DÍA IMPECABLE.

SUBIDA AL MONCAYO. CRÓNICA DE UN DÍA IMPECABLE.

Ayer domingo nos marchamos medio centenar de naranjitas al Moncayo. Era una jornada que habíamos planificado hacía tiempo y teníamos muchas expectativas al respecto.

Podríamos subir hasta arriba?… sería benevolente el tiempo?… saldría todo bien?… todas esas incógnitas previas a la ascensión quedaron disipadas horas más tarde, cuando regresamos a casa. Porque la jornada de montaña que vivió el grupo fue perfecta. Impecable.

La mañana era fresca pero con total ausencia de viento. Nieve, algo de nieve y unas placas de hielo que impidieron que todo el grupo llegase a cima. Unas tuvieron que desistir y otras conocieron lo que se ve (y se siente) desde el punto más elevado del Sistema Ibérico.

Hubo brindis, risas, fotos… y todo con una panorámica a cielo abierto absolutamente emocionante.

Todas demostraron muchísima entereza durante las cinco horas que caminamos. Todas disfrutaron. Y todas, seguro, quieren repetir otra experiencia grupal.

Desde aquí y en nombre de todos los monitores GRACIAS por haber venido. Sois muy grandes y ya ni siquiera el hielo os detiene.

GO, ALLEZ, VAMOS!!

FOTOS EDURNE Y ALFREDO

FOTOS MÓVIL SERGIO

Go, allez, vamos… pero por el monte tensino

Go, allez, vamos… pero por el monte tensino

El pasado 23 de noviembre celebramos otra esperada cita con las guerreras del 10KClubZaragoza –ese grupo de entrenamiento del que os he hablado en alguna ocasión-. Habíamos elegido ese domingo para volver a corretear por montaña y aprovechar un otoño que se resiste a desaparecer.

[ot-video type=”youtube” url=”https://www.youtube.com/watch?v=a3lqberh9gE”]

El escenario escogido… pues qué os voy a decir… uno que me tira mucho desde que era pequeño por la implicación emocional que tengo con él: Panticosa y El Pueyo de Jaca. Jooooodo. Cuando tuve que elegir ruta no tuve ni una duda; de cabeza a este rincón tensino tan acojonantemente guapo.

Puntuales y con muchas ganas nos reunimos las 55 valientes del club -uniformadas con un naranja que no pasa desapercibido- y varios monitores en las instalaciones deportivas de La Paúl, a las afueras de Panti. Breve explicación de qué íbamos a hacer y rápidamente a correr desbocad@s.

Bajada preciosa de aperitivo hasta El Pueyo de Jaca, paso fugaz por el pueblo y primer y único repecho destacable por el Camino de la Acequia. Qué preciosa estaba la senda, qué alfombra bajo nuestros pies, qué buen rollo generalizado, qué vistas, qué tramo desplomado junto al río, qué pasamanos de acero para no caernos al agua… Obligada parada técnica.

Panticosa
Panticosa

Tuvimos que pasar de una en una y con mucha precaución. Que sepas Celia que fuiste la que más genio le plantó al vértigo… me quito el sombrero.

Continuamos a un ritmo muy suave hasta que cruzamos el cauce del Caldarés por un puente aéreo que quita el sentido. Menudo rincón más guapo…

¿cómo íbamos a pasarlo sin hacer un millón de fotos?.

Teléfonos, cámaras y rostros que decían “nos lo estamos pasando mal, ¿sabes?”.

Ahí enlazamos el Camino de Las Palizas y bajamos por una densa selva de bojes. Los entrenamientos del grupo están dando buenos resultados y a pesar de no tener demasiada destreza en el trail, los ritmos eran buenos y la fatiga ni siquiera había hecho acto de presencia.

Llegamos de nuevo a El Pueyo de Jaca, traguito de agua y a Panticosa. Esta vez en sentido ascendente con alguna que otra rampa considerable.

Panticosa
Panticosa

Cuando llevábamos una hora de actividad propusimos estirar el trote subiendo al Mirador de Santa María. Era opcional y ¿sabéis qué?… que todas se apuntaron.

Cuando hicimos ese recomendable añadido nos esperaba un avituallamiento que todos agradecimos: agua, sandwiches riquísimos cortesía de Lorena.

(Delicados Bocados se llama su empresa) y rock duro a todo trapo sonando en los altavoces.

pnaticosa (35)

 

El intenso correteo necesitaba de un relax que pudimos disfrutar en la piscina cubierta de La Paúl. Y quien dice piscina también dice baño turco y sauna. El ayuntamiento de Panticosa se enrolló mucho con nosotros y nos lo puso muy fácil (abriendo incluso las instalaciones para el grupo). Chapuzón y chapuzón mientras compartíamos cómo había transcurrido el entrenamiento.

Finalmente, en Casa Morlans, comimos como curas y brindamos por un día en el que todo, absolutamente todo, salió mejor de lo que estaba previsto.

Para este humilde servidor fue un placer llevar al grupo y aportar un minúsculo granito de arena para que las chicas le pillen el gustillo al monte y a los senderos. Un honor, un lujo y una gozada haber formado parte de ese equipazo en el que superación y avance retumban siempre en cada zancada.

¡¡¡Bien por el 10kClubZaragoza, por sus integrantes y por los panticutos y lapayones que nos ayudaron!!!. Carlos, Jaime, Fran… os debo una.

recorrido

 

 

MARIANO NAVASCUES

 

UN DÍA EN PANTICOSA CON LAS CHICAS 10K

UN DÍA EN PANTICOSA CON LAS CHICAS 10K Club Zgz

Hoy Domingo 23 de Noviembre lo teníamos marcado en rojo en el calendario y era por que nos tocaba salida de montaña. El tiempo amenazaba con lluvias, pero al final nos ha respetado.

Hemos pasado un día impecable (e inolvidable) en nuestra segunda salida por montaña de la temporada. Todo ha salido perfecto.

Más de medio centenar de chicas ha conocido un rincón pirenaico precioso. Y es que hemos escogido una ruta que conecta Panticosa con El Pueyo de Jaca, subiendo y bajando junto al río Caldarés. Una preciosidad de camino, sencillo, asequible y con unas vistas alucinantes.

Nuestras chicas estaban encantadas. No os imagináis el buen rollo que se entrelazaba en cada zancada. Un acierto haber escogido ese escenario y un placer, como siempre, comprobar cómo los entrenamientos están dando su resultados. Cómo subían los repechos, qué seguridad en los tramos más técnicos…
sois muy grandes!!!

Tras el recorrido, almuerzo, (Sandwhich aportación de  Lorena,  “Delicados Bocados” personalizados para la ocasión), y buena música, nos hemos metido en la piscina, en la sauna y en el baño Turco. Muy buen rato en el agua con risas incesantes de nuevo.

Y por último, comida de grupo en el restaurante Morlans de Panticosa. Precisamente el ayuntamiento de este precioso pueblo montañés es el que nos ha facilitado mucho las cosas. Nuestro más sincero agradecimiento desde aquí a quienes nos han ayudado.

En el equipo del 10k Club Zaragoza estamos muy contentos. Primero por ellas, que son las que le aportan verdadero sentido a este proyecto, pero también por el equipo de monitores y, cómo no, por días perfectos como el de hoy. No será el único… seguro.